Páginas vistas en total

El pecado

Pecado es separación de Dios.

Por definición es equivocarse, errar, no dar en el blanco, olvidar, delito moral, falta contra la razón, alejamiento de la voluntad de Dios, transgresión libre y deliberada de la Ley de Dios, por leve y pequeña que sea.

La naturaleza esencial del pecado es la rebelión contra Dios.


¿Por qué gusta pecar y que satisfacción ofrece?

Pecar es dejarse llevar por las pasiones.

Pecar ofrece un cierto atractivo de curiosidad, de novedoso, de cambio, de divertido, aun sabiendo conscientemente que no es bueno ni correcto.

Incluso muchas veces crea la necesidad de un vicio ya adquirido.


Dios no puede ver el pecado ni puede convivir con él.

En su reino no existe el pecado y todo es santidad.

Y nada ni nadie que ame o practique el pecado entrará en su reino.


En la conocida historia de Adan y Eva se produce el primer pecado, como una manifestación de la desobediencia.

Ellos sabían lo que podían hacer y sabían lo que les estaba prohibido y no debían hacer.

Es igual que fuese una manzana, un árbol de la ciencia u otra cosa.

Era un referente de algo que estaba ahí presente y no podían tocar ni probar.

Era una prueba latente para conocer el sentido de la obediencia.

Pero la tentación es una voz que te anima a hacer lo que no debes hacer.

Te hace creer y te engaña para que tomes una decisión equivocada.

Y cuando lo haces ya no hay vuelta atrás.


Pecado es “por un dia no pasa nada”, “es solo una vez”, “una canita al aire”, “nadie te ve”.

Pero a veces la voz de la conciencia la tenemos muy apagada o con un volumen muy bajo. Y aunque sepamos que está ahí, apenas la escuchamos y tampoco queremos oírla.

Es más divertida la otra voz, tiene más marcha y más caña, es mas desenfrenada, distendida, abierta, intima, indiscreta, con apariencia amistosa.


Aunque el pecado es un acto personal, también existe el pecado colectivo de grupo y en cierto modo repercute en los demás.

Los pecados sociales son acumulaciones de muchos pecados personales y la responsabilidad es de las personas.


Las malas influencias de algunos, pueden hacer caer a otros, de ahí la importancia de las amistades que escoges cuando eres niño y joven.


¿Cuáles son estos pecados?

La soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, el adulterio, la fornicación, la inmundicia, la lascivia, la idolatría, las hechicerías, las enemistades, los pleitos, las disensiones, los partidismos, las herejías, la envidia, los homicidios, las borracheras, las orgias, los rencores, los celos, las murmuraciones, las mentiras, y cosas semejantes a estas.


Pecados imperdonables

¿Existen pecados que Dios no perdona?

Y cuales son?


El pecado imperdonable es según la Biblia, el que se comete en contra del Espíritu Santo.

Por eso, os digo, todo pecado y toda blasfemia será perdonada a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu Santo, no será perdonada. Y si alguno habla contra el Hijo del Hombre (Jesús), esto le será perdonado; pero al que hablare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado ni en este siglo ni en el venidero.

(Mateo 12:31-32)


De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.

(Marcos 3:28-29)


A cualquiera que hable mal contra el Hijo del Hombre, le será perdonado, pero a quien blasfemare contra el Santo Espíritu, no le será perdonado.

(Lucas 12:10)


Hay que aclarar, que el pecado imperdonable, es aquel que cometieron los fariseos al Espiritu Santo.

La blasfemia contra el Espiritu Santo: los fariseos clamaban que el Señor estaba poseído por el demonio “Beelzebú” (Mateo 12:24).

Ahora, notemos que en Marcos 3:29-30, Jesús es muy específico acerca de lo que ellos cometieron exactamente: “la blasfemia contra el Espíritu Santo”.



Guillermo Blanco 3-12-2011

http://misblogspersonales.blogspot.com/