Páginas vistas en total

Llorar y crujir de dientes



Esta es una expresión que se repite en los evangelios bíblicos 8 veces.

Es una frase no dada por profetas ni evangelistas, sino dada por Jesús mismo.


¿Qué significa esta expresión?

Podemos criticar de expresión negativa, derrotista, pesimista, dramática.

Si fuese una frase nuestra o de algún predicador de los que conocemos como de los que "predican bajo las amenazas del infierno", sería lógicamente criticable.

Pero no, no es una afirmación humana.

Es una afirmación del mismo Jesús, y si la criticamos, a él lo criticamos.


¿Y bien que quiere decir tal frase?

Significa digamos el horror de haber perdido una grandísima oportunidad de ser feliz eternamente.

Mas o menos con otros calificativos podría significar esto.

Y mas que un llorar significa una angustia, una desesperación, una gran tragedia, una desesperanza, una terrible pérdida, un desmoronarse, un gran horror y terror de una perdida incalculable.

No la perdida de un familiar, ni la perdida de nuestra casa.

Es la perdida de nuestra propia vida, echada a perder por una mala decisión en la que pudimos meditar durante años, durante muchos años.


Llorar y crujir de dientes es una expresión conjunta que resalta una terrible pérdida inimaginable, porque no tenemos una clara conciencia de lo que significa la eternidad.

Posiblemente en esta situación preferiríamos desaparecer, ser olvidados y dejar esta vida, pero, no nos será posible.

No se nos permitirá desaparecer.

La vida continuará y se nos respetará, porque somos eternos.

Pero una vida infeliz totalmente.


El que no desea la vida, se suicida y esto desgraciadamente lo hemos visto muchas veces en las noticias, bajo condiciones de depresión, de angustia, de presión psicológica, etc.

Pero en la otra vida no existe esta opción de escape.


¿Y quien sufrirá tal perdida?

Bueno, Jesús mismo lo indica y lo predica constantemente en su vida y en sus enseñanzas. A través de mensajes, de sermones, de parábolas o historias para que podamos entenderlo.

Para entender que estamos todos en peligro y para entender que necesitamos esa salvación que Dios nos ofrece a través de Jesús, como una segunda oportunidad.


Pero los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera.

Allí habrá llanto y crujir de dientes.

Mateo 8, 12


Sepamos entender estas palabras de un Jesús que no acostumbraba a exagerar cuando hablaba.

Predicaba la verdad, sea un mensaje de esperanza o un mensaje de advertencias y no todo es de color de rosa en el otro lado.

Sepamos encontrar el camino estrecho.




Guillermo Blanco 24-3-2012

http://misblogspersonales.blogspot.com/