Páginas vistas en total

Mensaje


Un mensaje conciso y urgente


Es difícil con solo cuatro palabras describir el contenido del mensaje bíblico dado a la humanidad de parte de Dios.

Un texto bíblico contenido en Juan 3, 16 revela muy acertadamente este mensaje que intento plasmar.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
Juan 3, 16


La vida nos ha sido dada por Dios.
Una vida que en unos casos disfrutamos y en otros casos dependiendo de nuestro entorno y situación, sufrimos.

También nuestras decisiones y actitudes pueden haber favorecido en una parte este futuro nuestro.

La muerte como todos sabemos es el final de esta vida tal como la conocemos.
Pero desconocemos cuando será y que encontraremos en el otro lado, si realmente hay algo.

A través de la Biblia Dios nos envía un mensaje de información y salvación para todos aquellos que quieran creerlo.
La fe es libre para todos y el misterio de la vida, asi como el misterio del más allá, de momento nos es vedado y oculto.

Dios nos advierte de un trágico destino que todos como humanos y a causa de nuestra separación de Dios, estamos destinados.
Las leyes de Dios son verdad, santas e inamovibles.
Y una de ellas dice “aquel que pecare, morirá”.

Pero Dios en su amor infinito planea una salvación a este trágico destino de su creación.
Esa salvación nos ofrece la puerta a una vida eterna, una vida llena y completa, para siempre y en la presencia de Dios, disfrutando de su reino celestial.
Pero ese plan de salvación conlleva un contrato mutuo y personal.
Dios envía a su Hijo para morir sacrificado en un acto de redención a la humanidad, pero cada hombre y mujer debe cumplir la otra parte del trato.

-La fe en Jesús (quien hace una función intermediaria entre Dios y los hombres).
-Abandonar nuestra antigua vida (dejando nuestros vicios, dependencias y actitudes que desagradan a Dios.
-Una dedicación a nuestro Dios (manifestado en una obediencia, compromiso y una actitud digna de arrepentimiento).

Ese es en definitiva el conciso mensaje de salvación, del cual muchas personas por no decir la mayoría ignoran, desprecian o ridiculizan.
Pero nuestro tiempo de decisión es limitado.




Guillermo Blanco 18-7-2012