Páginas vistas en total

Idolos


En muchas tendencias religiosas podemos observar la presencia de ídolos.

En la iglesia católica refiriéndonos a nuestro país y sobretodo en culturas orientales.


¿Por qué esta costumbre de crear ídolos e imágenes en algunas culturas religiosas?


Un ídolo es la imagen de un dios representado por un objeto con el fin de adorarlo o rendirle culto.


En el judaísmo e islamismo, la creación de cualquier cosa que represente a Dios está estrictamente prohibida, bajo la idea de que darle forma manifiesta idolatría.


En el catolicismo ha existido una aceptación casi general de las imágenes esculpidas de Jesucristo y los Santos, cuyos líderes religiosos suelen negar que esto derive en una veneración supersticiosa de los objetos.


El protestantismo y las confesiones cristianas que de él se derivan, rechazan las imágenes de los santos y la de Jesucristo.


Por otra parte, en el budismo, el hinduismo y el jainismo, las imágenes de deidades son comunes, no obstante muchos seguidores de estos credos argumentan que ellos no adoran el ídolo u objeto material en sí mismo, sino a la entidad espiritual que representa y que el objeto físico, como tal, carece de vida.

Sin embargo, el rendir culto directo a objetos e ídolos es común en algunas religiones como el fetichismo y ciertas formas de animismo y vudú.


El pueblo de Israel fue castigado muchas veces en la antigüedad por caer en este error, intentando imitar a las demás naciones que si lo practicaban.


En España y algún país de latino america, se practican las llamadas procesiones o desfiles religiosos en especial en Semana Santa, que trasladan y pasean imágenes representativas de Jesucristo o la Virgen Maria en un contexto o pasaje de la Pasión de Cristo y en un trayecto de un lugar a otro de la ciudad que se celebra.

Estos colectivos se agrupan en cofradías o hermandades religiosas.

Estas fiestas se han convertido en una mezcla de devoción religiosa y fiesta popular con interés turístico internacional.


Leamos que dice la Palabra de Dios al respecto:

"No aprendáis el camino de las naciones, ni tengáis temor de las señales del cielo, aunque las naciones las teman.

Porque las costumbres de los pueblos son vanidad: Cortan un árbol del bosque, y las manos del escultor lo labran con la azuela.

Lo adornan con plata y oro; lo afirman con clavos y martillo para que no se tambalee.

Son como un espantapájaros en un huerto de pepinos.

No hablan; son llevados, porque no pueden dar un paso.

No tengáis temor de ellos, porque no pueden hacer daño ni tampoco tienen poder para hacer bien."

¡No hay nadie semejante a ti, oh Jehovah! Tú eres grande; grande es tu nombre en poder.

¡Quién no te temerá, oh Rey de las naciones! Porque a ti se te debe temer.

Entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay nadie semejante a ti.

Son torpes e insensatos a la vez. El mismo ídolo de madera es una lección de vanidades.

Jeremias 10, 2-8



"Por tanto, he aquí vienen días en que castigaré los ídolos de Babilonia.

Toda su tierra será avergonzada, y en medio de ella caerán todos sus muertos.

Jeremias 51, 47


No recurráis a los ídolos, ni os hagáis dioses de fundición. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

Levitico, 19, 4


"No os haréis ídolos, ni imágenes, ni os levantaréis piedras rituales, ni pondréis en vuestra tierra piedras esculpidas para postraros ante ellas; porque yo soy Jehovah,

vuestro Dios.

Levitico 26, 1


Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehovah, como su padre David.

Barrió del país a los varones consagrados a la prostitución ritual y quitó todos los ídolos que habían hecho sus padres.

1ª Reyes 15, 12


Por todos los pecados de Baasa y por los pecados de su hijo Ela, quienes pecaron e hicieron pecar a Israel, provocando a ira a Jehovah Dios de Israel, con sus ídolos vanos.

1ª Reyes 16, 13


Quemaron allí incienso en todos los lugares altos, así como las naciones que Jehovah había desterrado de delante de ellos. Hicieron cosas malas provocando a ira a Jehovah, pues rindieron culto a los ídolos, acerca de los cuales Jehovah les había dicho: "Vosotros no haréis tal cosa."

2ª Reyes 17, 11-12


Asimismo, Josías eliminó a los que evocaban a los muertos y a los espiritistas, los ídolos domésticos, los ídolos repugnantes y todos los ídolos detestables que se

veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilquías había hallado en la casa de Jehovah.

2ª Reyes 23, 24


Guillermo Blanco 8-12-2011

http://misblogspersonales.blogspot.com/