Páginas vistas en total

Enemistarse con el hermano


¿Quién no se ha enfadado con un hermano alguna vez?
Pienso que todos los que hemos tenido hermanos, algunas veces nos hemos enfadado.
Pero son enfados de niño, de infancia.
La forma de ser de un niño es muy fácil que provoque el enfado y otras actitudes, por aquello de la sinceridad y la inocencia.

Pero la palabra de Dios nos hace mención a los enfado de adultos.
¿y que dice al respecto?
Pues lo pone como un grave error y un pecado fatal.

Los enfado de adultos pueden muy fácilmente caer en un distanciamiento prolongado o ruptura definitiva.
Compara la diferencia pues entre el enfado de niño y el de un adulto y su gravedad, asi como sus consecuencias.

¿Ves como el enfado de adulto es mucho mas grave?
En la mayoría de casos es irreconciliable y eso apena mucho al Señor Jesús.
No hablamos de dos amigos, sino de dos personas de la misma sangre y de la misma madre.

Ahora te narraré lo que dice la Biblia al respecto.
No está redactado por un apóstol sino por el mismo Jesucristo, lo cual avala una autoridad mucho mayor.

"Habéis oído que fue dicho a los antiguos:
No cometerás homicidio; y cualquiera que comete homicidio será culpable en el juicio.
Pero yo os digo que todo el que se enoja con su hermano será culpable en el juicio.
Cualquiera que le llama a su hermano 'necio' será culpable ante el Sanedrín; y cualquiera que le llama 'fatuo' será expuesto al infierno de fuego.
"Por tanto, si has traído tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí delante del altar, y vé, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces vuelve y ofrece tu ofrenda.
Mateo 5, 21-24

Jesús pone al mismo nivel un homicidio que un enfado familiar.
¿Qué te parece?
Según las leyes humanas, algo injusto y desproporcionado.
Según las leyes divinas, el pecado siempre es pecado, sea como sea.

Está diciendo que el que se enfade con su hermano será culpable en el juicio, y se refiere, al juicio divino.
Cuidemos nuestras actitudes por las consecuencias que puedan tener.
Y lo que está diciendo no es una broma ni una alegoría.

Cualquiera que le llama 'fatuo' será expuesto al infierno de fuego.

Muestra la culpabilidad de juicio al que se enfade contra el hermano.
Muestra la culpabilidad en el Sanedrin al que le llame tonto (necio).
Muestra la exposición al infierno al que le insulte.

Asi, si estás pretendiendo ser una persona correcta, que no haces mal a nadie o incluso religiosa que asistes a la iglesia cada domingo, lo que hagas de bien hecho según tu conciencia, no te va a servir de nada si mantienes una enemistad contra tu hermano o contra cualquiera.

Presta atención a estas conductas que te parecen sin importancia y realmente delante de Dios si la tienen.


Guillermo Blanco 9-6 2012