Páginas vistas en total

Incrédulos en las profecias

Posiblemente no te interesen las profecías bíblicas, o no te atraigan, o te den igual, o no te preocupen.


En muchas partes de la biblia, se nos habla de profecías, para nuestro futuro, pero también para nuestro pasado.

Las profecías para nuestro pasado fueron en un momento y en una época, profecías futuras para nuestros antepasados, los que ya murieron, que no habían vivido todavía aquella parte de la historia.


El nacimiento de Cristo en la tierra, fue en una época, profecías escritas que muchos esperaban que se cumpliesen.

Los interesados indagaban en las sagradas escrituras, pero otros naturalmente actuarían como ahora muchos de nosotros; no nos interesa, no me preocupa o para que me debo preocupar.


Las profecías son avisos que Dios nos envía para que estemos informados y sepamos actuar , y recordemos el refrán de “un hombre sin información es un hombre sin opinión”.

Y es triste hacer comentarios sobre temas por ejemplo de la gran tribulación, el anticristo y temas apocalípticos, y como cristianos, no saber de que se trata.

Y eso por desgracia ocurre en muchas iglesias.


Se predica sobre numerosos temas doctrinales de base, el amor, el perdón, la salvación y sobre la segunda venida por ejemplo, apenas se escucha nada.

¿Por qué?

¿Por su dificultad en entenderlo o porque pone en cuestión nuestra credibilidad ante temas mas bien de “ficción”, sobrenaturales o difíciles de creer?


Creo importante conocer nuestro futuro.

¿Por qué sino Dios se habría molestado en reflejarlo?


Que no lo creamos es una cuestión de fe y ahí si que no hay nada que hacer.

Porque demostrar una profecía, es como algo imposible e indemostrable.


Posiblemente para los que murieron o mueran antes del cumplimiento del apocalipsis, esta información solo les hubiera servido de esto, de información.

Pero para los que tengan que vivir el apocalipsis, no será únicamente una cuestión informativa.


Cuando en los evangelios se escribió la profecía de “cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed que su destrucción ha llegado.

Entonces los que estén en Judea huyan a los montes …”

(Lucas 21,20)


Los que hicieron caso omiso a esta profecía, murieron bajo la invasión del imperio romano.

Fijate si en aquel momento fue decisiva conocer aquella profecía que tocaba a aquel tiempo.


Creo pues importante conocer todos los tema bíblicos que se exponen en las Sagradas escrituras y como también dice el refrán, “el saber no ocupa lugar”.


Guillermo Blanco 6-5-2011

http://misblogspersonales.blogspot.com/